Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘pollo’

Lamento comunicar a los que han llegado a este blog atraídos por el título de esta entrada que las pechugas no son de Lourdes sino de pollo, y que Lourdes es la amiga que nos pasó esta receta, tan sencilla, hace algún tiempo. Si me he decidido por un título que llama a equívoco (aunque la foto no deja lugar a dudas) es porque en casa siempre nos referimos a este plato como «las pechugas de Lourdes» y así, además, me lo reclaman mis hijos. Justamente los niños suelen ser los más fervientes admiradores de una preparación tan simple como sabrosa, de esas que nos sacaran de un apuro en más de una ocasión y que son ideales para dejar cocinadas con tiempo, sin prestar apenas atención a los fogones, para resolver una comida o una cena en la que no queremos estar pringados en la cocina.

La receta pertenece, además, al socorrido grupo de «agarro-los-ingredientes-los-meto-todos-en-la-olla-al-mismo-tiempo-y-me-olvido».  Hablamos, pues, de cocina de supervivencia, esa que ha dado platos tan ricos como éste.

Limpiamos un par de pechugas de pollo y las dejamos enteras (si son muy gruesas podemos trocearlas un poco). En una sartén honda y amplia, de fondo grueso, ponemos las pechugas y añadimos medio vaso de aceite de oliva, medio vaso de vinagre de vino (si es de Jerez, mejor), un golpe de pimienta negra molida, sal a gusto de los comensales, unos cuantos dientes de ajo enteros y sin pelar (aunque con un par de cortes hechos) y dos cucharadas soperas de azúcar. Mezclamos todo bien y ponemos la sartén a fuego medio, tapada. Dejamos que se cocine, sin especiales cuidados, hasta que la mezcla de aceite y vinagre se haya consumido, dejando una salsa oscura y algo espesa.

Mojar pan es casi inevitable. Así son las pechugas de Lourdes…

P.D.: Glups !!! En la primera versión de este post olvidé la hoja de laurel, im-pres-cin-di-ble.

Versión 2.0. Una vez cocinado el pollo se trocea en dados. Pelamos una manzana y también la troceamos en dados que iremos emborrizando en una mezcla de sésamo tostado, pimienta negra recién molida y canela. En palillos de madera ensartaremos, como pinchitos, un dado de manzana, un dado de pollo y otro dado de manzana. Se puede tomar caliente o frio.

Read Full Post »